Queso provolone: cómo tomarlo

Queso provolone

Queso provolone: cómo tomarlo

Queso provolone: cómo tomarlo
5 (100%) 2 votes

El universo del queso es infinito: hay tantas variedades, sabores y matices que es imposible probar todos los tipos que existen a lo ancho y largo del mundo en toda una vida. Uno de los más populares es el queso provolone, un queso que nació en el sur de Italia y que ofrece tantísimas posibilidades como opciones pueda imaginar una persona.

La forma habitual de tomar el queso provolone es calentándolo en el horno. Una vez dicho esto, cómo se lleve a cabo este cocinado queda en manos de cada cocinero.

Una de las opciones es ponerlo en una cazuela de barro con salsa de tomate, especias, algo de sal y pimienta y chorrito de aceite. Solo con llevarlo a una temperatura de unos 180 grados y dejar que el producto se dore tendremos un exquisito plato para tomar entre amigos y familia como aperitivo para una copiosa comida en la mejor compañía.

Otras opciones

Por supuesto, por sus características es uno de los compañeros habituales en las pizzas, como el queso mozzarella, que es el auténtico rey de las pizzas.

Muchas personas también optan por utilizar el queso provolone en rollitos de hojaldre o incluso como una de las partes imprescindibles de unos canelones o una lasaña.

‘Maridajes’

Hay algunos alimentos que casan muy bien con el provolone. Uno de ellos es la citada salsa de tomate, pero hay muchos, muchos más: muchos chefs optan por hornear el queso y, al sacarlo del horno y tras dejarlo reposar un par de minutos, rallar encima un poco de trufa. ¡Voilà! El sabor es exquisito.

Aunque lo mejor de todo es visitar un verdadero restaurante italiano y probar las distintas formas que tienen de preparar el queso provolone allí. Es la mejor manera de conocer el verdadero sabor de Italia y las recetas que tienen como verdadero protagonista al provolone.

Sin comentarios

Escribe un comentario